CASA JC

VIVIENDA UNIFAMILIAR AISLADA
La casa juega con planos y volúmenes geométricos sencillos y se asienta de forma natural entre los pinos existentes proporcionando una imagen sobria y acogedora con identidad propia.

Castelldefels (Barcelona)

El solar de 546,00 m2 se ubica en la esquina de dos avenidas de escaso tránsito de vehículos en una zona residencial consolidada de la urbanización “Montemar” de Castelldefels. Su forma es rectangular de 42,00 m de larga por 13,00 m de ancha. ​

La casa juega con planos y volúmenes geométricos sencillos y se asienta de forma natural entre los pinos existentes. Las oberturas de ventanas muy equilibradas se relacionan con su entorno aprovechando las mejores vistas y soleamiento. Las fachadas varían según su orientación proporcionando una imagen sobria y acogedora con identidad propia.

La vivienda de 296,75 m² de superficie construida se desarrolla en planta sótano, planta baja y planta piso. Formalmente se resuelve con un juego de volúmenes muy claros y diferenciados. Dos cuerpos cúbicos de obra vista de ladrillo manual de la Bóbila “Bon dia” y madera maciza de “Iroko” conforman las estancias de la casa. Ambos cuerpos están separados por el núcleo de escaleras revestido de piedra natural “Solnhofen” y aristas en acero inoxidable. Los volúmenes son muy cerrados a Norte, limitando las vistas de las casas vecinas muy próximas entre ellas, y presentan grandes oberturas a Sur disfrutando de las mejores vistas hacia el mar.

El aspecto sobrio de sus fachadas se transmite en su interior donde vuelven a aparecer la piedra natural “Solnhofen”, cantera alemana, con fósiles incrustados de plantas y animales de la “Época Jurásica” en paredes de estancias principales y la madera tarima maciza “Dossier” en todos los pavimentos, que generan espacios cálidos y de fácil lectura.