113 VIVIENDAS A LA VILLA OLÍMPICA DE BARCELONA

Complejo residencial para 113 viviendas de 19.853 m², obra del Taller de Arquitectura Ricardo Bofill (RBTA), que formaron parte de la Villa Olímpica en los JJOO Barcelona-92, donde Juan Carlos López colabora como jefe de obra durante los años 1990 y 1991.

Barcelona

El proyecto es obra del Taller de Arquitectura Ricardo Bofill (RBTA). Está formado por dos edificios lineales conectados en la intersección por una torre. Este complejo residencial de 19.853 m² construidos y promovido por Nova Icaria S.A., está formado por 113 apartamentos que formaron parte del programa de la Villa Olímpica de Barcelona, construido para albergar los atletas de los Juegos Olímpicos de 1992.

Juan Carlos López (estudi d’arquitectura jcl) colabora como jefe de obra para la empresa constructora Corviam S.A. encargada de la ejecución de la obra durante los años 1990 y 1991.

La planta baja está ocupada por locales comerciales que dan a la calle, mientras que en el lado opuesto en el interior de manzana se situan los jardines privados reservados a los apartamentos de la primera planta. La fachada sur está retranqueada para potenciar las vistas y garantizar la intimidad de los residentes.

El ladrillo utilizado en las fachadas conecta con la tradición catalana, mientras que el hormigón arquitectónico blanco fabricado a pie de obra recuerda al utilizado en el INEFC y Terminal-1 del Aeropuerto de Barcelona, obra también de RBTA.